• Categoría de la entrada:General
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura
Las viviendas de uso turístico están en auge

1)Las viviendas de uso turístico son inmuebles completos, de cualquier tipo, que contando con el informe municipal de compatibilidad urbanística tenga permitido este uso, se emplean para fines turísticos, vacacionales o de ocio.

2) Todos los alojamientos turísticos que formen parte de una misma edificación deben ser explotados por una única “empresa titular”.

3) Como prestador de servicios turísticos existe obligación de:

4) Poner en conocimiento de la administración turística el comienzo, cese o finalización de la actividad de la manera que se determine de forma reglamentaria.

5) Clasificar turísticamente las viviendas de uso turístico, habiendo constancia del número de inscripción en el registro de Turismo de la Comunidad Valenciana en toda clase de publicidad que las promocione o anuncie.

6) Expedir una factura del importe de los servicios que se prestan, conforme a los precios pactados.

7) Dar publicidad de los servicios que se ofertan y las prestaciones de las que dispone la vivienda incluyendo los precios finales con impuestos incluidos.

8) Cumplimiento de adaptación y accesibilidad de los servicios prestados a personas con discapacidad, según la legislación vigente.

9) Facilitar información objetiva sobre los lugares de destino, recepción, estancia y servicios.

10) Facilitar las hojas de reclamación oficiales si corresponde.

Además de los requisitos anteriores, que deberán cumplirse en todo momento mientras dure la actividad turística, se debe tener en cuenta:

1º.- En materia de precios y reservas, mientras se desarrolla la Ley 15/2018, debe respetarse el Decreto 19/1997, de 11 de febrero, por el que se regula el régimen de precios y reservas en establecimientos de viviendas de uso turístico que puede comprobar aquí, y, en concreto, deberá tener en cuenta que:

  • El precio del alojamiento incluye la conservación, mantenimiento y reparaciones (a excepción de las que excedan el uso normal), recogida de basuras desde la vía pública o recinto especialmente destinado a su depósito, suministro de agua, energía eléctrica y combustible, piscinas, jardines, solanas y terrazas comunes.
  • Pueden incluirse en el precio los servicios complementarios que se consideren oportunos, pero si no están incluidos se les debe dar su debida publicidad.

2º.- La publicidad, oferta y gestión deberá ser siempre ajustada a las exigencias de las veracidad, objetividad y buena fe, proporcionando la información suficiente sobre las características de aquellas, las condiciones de uso y prestaciones que comprenden los servicios contratados.

3º.- La publicidad de las viviendas turísticas deberá incluir los números de registro y categoría de las mismas. La inscripción de las personas que ejerzan profesiones turísticas, empresas y establecimientos turísticos en el Registro de Turismo de la Comunidad Valenciana se practicará de oficio una vez recibida la comunicación o declaración responsable de inicio de actividad debidamente cumplimentada, así como los requisitos que se determinen reglamentariamente para su inscripción.

4º.- Las viviendas de uso turístico deberán disponer del documento acreditativo de la compatibilidad turística de la administración local competente.

5º.- En materia de hojas de reclamaciones, debe respetarse el Decreto 77/1994, de 12 de abril, del Gobierno Valenciano.

6º.- Las empresas gestoras deberán cumplir otros requisitos:

  • Disponer de un local u oficina para dar atención al público.
  • Poseer la autorización para la gestión entre la empresa gestora y el propietario.

Prohibición del alquiler turístico por la Comunidad de propietarios

La prohibición del alquiler turístico por la Comunidad de propietarios requerirá el voto favorable de los 3/5 de propietarios y cuotas.

Esta posibilidad de acordar la prohibición del alquiler turístico por la comunidad de propietarios, se introdujo por el Real Decreto-Ley 7/2019 del 1 de marzo de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.

Para aprobar la limitación del alquiler turístico por la Comunidad de propietarios bastará con el voto de los 3/5 partes del total de los propietarios que representen las 3/5 partes de las cuotas de participación.

El acuerdo de la Junta de propietarios que prohíba el arrendamiento turístico no tiene efectos retroactivos. Además sólo tiene vinculación para los propietarios que quieran destinar sus viviendas a dicha actividad turística a partir del momento en que se adopte esta limitación.

Deja una respuesta