• Categoría de la entrada:General
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura

En este artículo vamos a ver como funciona el reparto de los gastos en suministros dentro de una comunidad de vecinos.

La fracción B del Art. 3 de la Ley de Propiedad Horizontal estipula que los gastos comunes deben distribuirse de acuerdo a los costos de participación, y debe utilizarse en el momento de prorratear el pago de los gastos provocados por los suministros.

Esto quiere decir que el coste de la recolecta total se reparte entre cada propietario en base al porcentaje de propiedad al nombre del mismo, como pisos, locales, trasteros, garajes, etc. y su valor.

Estos gastos generales son aquellos los cuales están normalmente presupuestados, o lo que es los mismo, los que se encuentran en la previsión habitual de gastos.

¿Cómo se reparten los gastos de suministros en una comunidad de propietarios?

¿Cuáles son los costos de suministros en la comunidad de propietarios?

Gasto de agua

Según el Art. 9.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, el consumo de agua es un gasto individualizable, y para ello se tendrán que instalar contadores en las viviendas y locales que se quieran. Esto implica que cada uno de los propietarios tienen que pagar por la instalación de su contador a la comunidad.

Debido a que esto no es una obligación para los residentes, unos pueden declarar sus gastos y otros no. La manera ideal para hacer esto es dividir el pago de la siguiente forma:

Cualquier vecino con contador solamente paga por lo que muestra.

Los demás costes del agua se reparten entre todos los propietarios en base a los coeficientes de participación o a partes iguales. Todo depende de cómo esté regulado en el estatuto.

Gasto de electricidad

El gastos de la electricidad son responsabilidad del inquilimo, y dependiendo del tipo de contrato que tenga, del tipo de suministro y compañía los precios podrán variar.

Gasto de gas

Para el uso de gas natural y de gas liquado en el inmueble se necesita una instalación. Dicha instalación permite utilizar cualquiera de estos tipos de gas, tras enrutarse a los electrodomésticos que lo necesiten.

Sin embargo, el gas butano es un gasto que pertenece al propio inquilino.

Gasto de calefacción

Cuando hablamos de calefacción central, estos gastos están incluidos en gastos de comunidad, por lo que la calefacción la paga el propietario.

Otros servicios que pueden suponer gastos

Además de esto, pueden añadirse otros servicios como estos:

  • Extintores de incendios
  • Seguros
  • Servicios de seguridad
  • Instalaciones inalámbricas
  • Servicios de adminitración
  • Servicio de limpieza
  • Mantenimientos y reparación

¿Cuáles son los factores que influyen en los costos comunitarios?

Los factores que afectan a los costos comunitarios son los siguientes, teniendo en cuenta que en algún caso existen tarifas de inscripción para ciertas ediciones.

  • Los gastos no elegibles: aquellos que generalmente están relacionados con locales que no tienen salida o entrada en las zonas comunes de la propiedad. En este caso no hacen uso de estas partes y por tanto estarían exentos del pago de determinados gastos como el mantenimiento, limpieza, entre otros. Es importante acordar con el propio municipio si se cobrará el coste de suministros si no se utilizan.
  • Exención de vecinos: determinadas mejoras podrían hacerse con vecinos que votaron en contra, pero no podrían hacer uso de dicha mejora, como una instalación o costos asociados a electricidad o agua. Tampoco deberían hacerse cargo de los costos asociados. Un ejemplo sería la instalación de un ascensor, en la que solamente aquellos que pagaron podrán hacer uso del mismo.
  • Los gastos individuales: son gastos que se pueden cobrar de manera individual si se puede calcular el gastos concreto de un propietario con el total de los gastos de la comunidad.

¿Se pueden modificar los criterios de reparto de costes de una comunidad?

Un propietario de la finca podrá concretar otros criterios en el momento de imputar los gastos comunes en la comunidad de vecinos, y esto se especificará al detalle en los estatutos.

En caso de que se trate de modificar el sistema de reparto de gastos de suministros, la nueva distribución a concretar tendrá que ser aprobada por unanimidad de los vecinos. Se recomienda inscribir este contrato en el registro de la propiedad por medio de la escritura pública.

También podría interesarte:

Deja un comentario